Reptil sin extremidades que puede ser venenoso

¿Te ha resultado útil este post?
Tabla de Contenido
  1. Lagarto gigante
    1. Lagarto sin patas de Burton
    2. Lagarto gusano
    3. Tetrápodos sin extremidades

Lagarto gigante

Tortuga y galápago Animales con mandíbulas fuertes, picudas y desdentadas, y normalmente un caparazón en forma de armadura. El caparazón suele estar formado por placas óseas recubiertas de escudos córneos. La parte superior, o caparazón, cubre el dorso y los costados de la tortuga, y la inferior, o plastrón, el vientre; ambas partes están unidas por los lados. Las excepciones son las raras tortugas sin platón de Nueva Guinea y la tortuga laúd marina (que también se encuentra en el golfo de Bengala), que está envuelta en una piel gruesa y osificada parecida al caparazón. Cuando se asustan, la mayoría de las tortugas meten la cabeza en el caparazón y el cuello se dobla en forma de "S".

Los distintos tipos de tortugas respiran mediante pulmones, y todas ponen huevos en tierra. Las especies terrestres, sobre todo las de la familia Testudinidae, se llaman comúnmente tortugas. El nombre de galápago se aplica generalmente a las especies grandes de agua dulce o salobre, especialmente las que se utilizan como alimento. Las especies de tortugas son herbívoras o carnívoras, pero rara vez ambas. Su longitud oscila entre unos pocos cm y 2 m. La más pequeña es la tortuga moteada del Cabo, Homopus signatus; longitud del caparazón: 95 mm, peso: 140 g. La más grande es la tortuga curtida, Dermochelys coriacea; longitud del caparazón: hasta 2,4 m, peso: hasta 860 kg. Muchas sobreviven más de 50 años en cautividad, y se sabe que una tortuga gigante vivió 152 años. El orden Testudines se divide en 12 familias y comprende unas 250 especies y 90 géneros de tortugas terrestres y galápagos distribuidos por todo el mundo en zonas tropicales y templadas.

Seguro te gustará esto  Manejo de reptiles en cautiverio pdf

Lagarto sin patas de Burton

Lagarto sin patasLagarto sin patas puede referirse a cualquiera de los diversos grupos de lagartos que han perdido independientemente las extremidades o las han reducido hasta el punto de no ser útiles para la locomoción[1] Es el nombre común de la familia Pygopodidae. [2] Estos lagartos suelen distinguirse de las serpientes por una o más de las siguientes características: poseen párpados, aberturas auditivas externas, carecen de escamas anchas en el vientre, tienen la lengua dentada en lugar de bífida, poseen dos pulmones más o menos iguales y/o tienen una cola muy larga (mientras que las serpientes tienen el cuerpo largo y la cola corta)[1].

Lagarto gusano

De los Reptilia no avianos existentes en la actualidad, el orden Squamata es, con diferencia, el más numeroso. En el momento de escribir estas líneas, este orden está representado por 10.221 especies descritas. Este grupo incluye algunos de los reptiles más conocidos, los lagartos y las serpientes. Dentro de los lagartos, las dietas varían mucho, desde herbívoros estrictos a formas puramente carnívoras. Algunos ejemplos bien conocidos en ambos extremos del espectro son las iguanas de la familia Iguanidae (herbívoras) y los lagartos monitor (familia Varanidae), generalmente grandes y carnívoros (o casi) entre los lagartos. Todos los Serpentes (serpientes) son carnívoros en alguna de sus variantes (insectívoros, ofófagos, carnívoros), y la mayoría tienen cráneos ligeramente construidos que parecen estar formados por una serie de puntales y ligamentos que permiten el consumo de presas más grandes que el tamaño de sus cabezas en varios taxones. Esta construcción craneal permite a serpientes como las boas gigantes y las pitones...

Seguro te gustará esto  Reptiles parecidos a la iguana

Tetrápodos sin extremidades

Con la llegada del buen tiempo es más probable que salgamos al bosque a disfrutar de la naturaleza, y aumentan las posibilidades de encontrar serpientes y otros reptiles tomando el sol sobre una piedra o corriendo entre la hierba. Las serpientes son los escamosos sin patas más conocidos, aunque hay muchas otras especies de lagartos que también han perdido sus extremidades durante su evolución. En esta entrada explicaré algunas características distintivas de las tres especies de lagartos sin patas que podemos encontrar en la Península Ibérica, los luciónidos y los luciónidos ibéricos.

La pérdida de las patas es un fenómeno evolutivo que ha ocurrido más de una vez en el orden Squamata. De hecho, en la actualidad existen al menos nueve linajes diferentes de lagartos sin patas (sin contar las serpientes).    En la mayoría de los grupos esto ocurre como adaptación a un estilo de vida subterráneo (que suelen presentar una cola corta y redondeada) o a una vida entre hierba y vegetación (que suelen mostrar una cola larga y esbelta).

Aunque técnicamente las serpientes también son lagartos sin patas, a diferencia de otros grupos, algunas especies de ofidios pueden suponer una amenaza potencial para los seres humanos. Por eso es importante saber distinguir una serpiente de un lagarto sin patas. Hay algunas características que pueden ayudarnos a diferenciar una serpiente de un lagarto no venenoso:

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos en nuestra web. Política de Cookies