Morfologia de los reptiles

¿Te ha resultado útil este post?
Tabla de Contenido
  1. Adaptación de los reptiles
    1. Adaptaciones del comportamiento de los reptiles
    2. 10 características de los reptiles
    3. Adaptaciones de los reptiles para vivir en tierra

Adaptación de los reptiles

Los reptiles son tetrápodos. Los reptiles sin extremidades (serpientes y otros escamosos) tienen extremidades vestigiales y, como las cecilias, se clasifican como tetrápodos porque descienden de antepasados de cuatro extremidades. Los reptiles ponen en tierra huevos encerrados en cáscaras. Incluso los reptiles acuáticos vuelven a la tierra para poner huevos. Suelen reproducirse sexualmente con fecundación interna. Algunas especies son ovovivíparas, y los huevos permanecen en el cuerpo de la madre hasta que están listos para eclosionar. Otras especies son vivíparas y las crías nacen vivas.

Una de las adaptaciones clave que permitió a los reptiles vivir en tierra fue el desarrollo de su piel escamosa, que contiene la proteína queratina y lípidos cerosos, lo que reduce la pérdida de agua de la piel. Debido a esta piel oclusiva, los reptiles no pueden utilizarla para respirar, como hacen los anfibios; todos respiran con pulmones.

Los reptiles son ectotermos: animales cuya principal fuente de calor corporal procede del medio ambiente. Esto contrasta con los endotermos, que utilizan el calor producido por el metabolismo para regular la temperatura corporal. Además de ser ectotermos, los reptiles se clasifican como poiquilotermos: animales cuya temperatura corporal varía en lugar de permanecer estable. Los reptiles tienen adaptaciones conductuales que les ayudan a regular la temperatura corporal, como asolearse en lugares soleados para calentarse y buscar lugares sombríos o meterse bajo tierra para refrescarse. La ventaja de la ectotermia es que no se necesita la energía metabólica de los alimentos para calentar el cuerpo, por lo que los reptiles pueden sobrevivir con un 10% de las calorías que necesita un endotermo de tamaño similar. Cuando hace frío, algunos reptiles, como la serpiente de liga, bruman. La brumación se parece a la hibernación en que el animal se vuelve menos activo y puede pasar largos periodos sin comer, pero difiere de la hibernación en que los reptiles que bruman no están dormidos ni viven de sus reservas de grasa. Más bien, su metabolismo se ralentiza en respuesta a las bajas temperaturas; el animal se vuelve muy perezoso.

Seguro te gustará esto  Tiendas especializadas en reptiles

Adaptaciones del comportamiento de los reptiles

Las principales diferencias entre los taxones de reptiles incluyen la forma del corazón, el grado de separación de los compartimentos ventriculares, el grado de desarrollo de la cresta muscular intraventricular y, en los cocodrílidos, el tabique interventricular. En muchos casos, las características estructurales y funcionales del corazón de los reptiles proporcionan una plasticidad adaptativa que permite la diversidad ecológica y de comportamiento observada. Como resultado, pueden surgir variaciones en las medidas clínicas del rendimiento cardiaco. Este artículo actualiza el contexto clínico, proporciona una comprensión de la variación en los sistemas cardiovasculares de los reptiles y sus implicaciones funcionales para la evaluación y el tratamiento de los pacientes reptiles.

10 características de los reptiles

La parte endocrina de la glándula pancreática de los reptiles Lacerta agilis, Agama sanguinolenta, Varanus griseus, Testudo horsfieldi y Clemmus Caspica está formada por células A, B y D. La forma principal de su organización estructural son islas pancreáticas. La principal forma de su organización estructural son las islas pancreáticas. Además, se encuentran restos del "epitelio externo" en Varanus griseus y células A dispuestas fuera de las islas pancreáticas en Testudo horsfieldi y Clemmys caspica. En comparación con los anfibios, los reptiles tienen un componente contrainsular mejor desarrollado (células A) de la parte endocrina del páncreas. Las células acinoinsulares de tipo "A" y "D" también se encuentran en el páncreas de los reptiles, predominando entre ellas las de tipo "A".

Adaptaciones de los reptiles para vivir en tierra

Los reptiles, tal y como se definen comúnmente, son los animales de la clase Reptilia (/rɛpˈtɪliə/ rep-TIL-ee), un grupo parafilético que comprende todos los saurópsidos excepto las aves[1] Los reptiles vivos comprenden tortugas, cocodrilos, escamosos (lagartos y serpientes) y rinocéfalos (tuátaras). En marzo de 2022, la Base de Datos de Reptiles incluye unas 11.700 especies[2]. En el sistema tradicional de clasificación linneana, las aves se consideran una clase separada de los reptiles. Sin embargo, los cocodrilianos están más emparentados con las aves que con otros reptiles vivos, por lo que los sistemas modernos de clasificación cladística incluyen a las aves dentro de Reptilia, redefiniendo el término como un clado. Otras definiciones cladísticas abandonan el término reptil en favor del clado Sauropsida, que se refiere a todos los amniotas más emparentados con los reptiles modernos que con los mamíferos. El estudio de los órdenes tradicionales de reptiles, combinado históricamente con el de los anfibios modernos, se denomina herpetología.

Seguro te gustará esto  Venta de reptiles en guadalajara

Los primeros proto-reptiles conocidos se originaron hace unos 312 millones de años, durante el periodo Carbonífero, y evolucionaron a partir de tetrápodos reptiliomorfos avanzados que se fueron adaptando cada vez más a la vida en tierra firme. El primer euréptilo ("reptil verdadero") conocido fue Hylonomus, un animal pequeño y superficialmente parecido a un lagarto. Los datos genéticos y fósiles sostienen que los dos linajes más grandes de reptiles, Archosauromorpha (cocodrilos, aves y afines) y Lepidosauromorpha (lagartos y afines), divergieron hacia el final del periodo Pérmico[3]. Además de los reptiles vivos, hay muchos grupos diversos que ahora están extintos, en algunos casos debido a eventos de extinción masiva. En particular, la extinción del Cretácico-Paleógeno acabó con los pterosaurios, los plesiosaurios y todos los dinosaurios no avianos, junto con muchas especies de crocodiliformes y escamosos (por ejemplo, los mosasaurios). Los reptiles modernos no aviares habitan todos los continentes excepto la Antártida.

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos en nuestra web. Política de Cookies