¿A los dragones barbudos les gusta ser mascotas (y cómo acariciarlos)?

¿Te ha resultado útil este post?

Comprender si a los dragones barbudos les gusta ser mascotas es importante si estás interesado en tener estos lagartos. ¡La forma en que los toque contribuirá en gran medida a crear un vínculo y socializar a su nuevo amiguito!

Esta guía cubre si a los dragones barbudos les gusta que los acaricien y cómo acariciarlos correctamente.

Tabla de contenido

  1. ¿A los dragones barbudos les gusta ser mascotas?
  2. Cómo saber si tu Beardie está dispuesto a ser mascota
  3. Cómo saber si no quieren ser mascotas
  4. La forma correcta de acariciar a tu dragón barbudo
  5. Lugares donde los dragones barbudos disfrutan de ser mascotas
  6. ¿Cuántas caricias son demasiado?
  7. Los pros y los contras de las caricias regulares
  8. ¿Es incluso posible que sientan tu toque?
  9. Conclusión
Tabla de Contenido
  1. ¿A los dragones barbudos les gusta ser mascotas?
  2. Cómo saber si tu Beardie está dispuesto a ser mascota
    1. Signos a buscar
  3. Cómo saber si no quieren ser mascotas
  4. La forma correcta de acariciar a tu dragón barbudo
  5. Lugares donde los dragones barbudos disfrutan de ser mascotas
    1. Cabeza
    2. Nariz
    3. Cola
    4. atrás
    5. Barriga
  6. ¿Cuántas caricias son demasiado?
  7. Los pros y los contras de las caricias regulares
    1. Las ventajas de acariciar a tu barbudo
    2. Las desventajas de acariciar a tu barbudo
  8. ¿Es incluso posible que sientan tu toque?
  9. Conclusión

¿A los dragones barbudos les gusta ser mascotas?

Los dragones barbudos son una mascota querida por los entusiastas de los reptiles. Para muchos, es la primera entrada en el trabajo de la herpetocultura. Estos animales son algunos de los más dóciles del reino de los reptiles y son muy buenas mascotas.

Pero, ¿a los dragones barbudos les gusta ser mascotas? La respuesta a esa pregunta es: depende.

En términos comparativos, los dragones barbudos toleran ser acariciados o sostenidos más que la mayoría de los lagartos que viven en cautiverio. Pero si les gusta o no, todo depende de la situación y su exposición al contacto humano.

Cuando miras la verdadera naturaleza de un dragón barbudo, pensarías que acariciar no sería divertido para estas criaturas. Los dragones barbudos son animales solitarios que viven solos en la naturaleza. No necesitan contacto con otros animales salvajes y con frecuencia pasan la vida solos.

Lo mismo ocurre con la vida en cautiverio. Si bien puedes mantener varios beardies juntos con la planificación adecuada, está perfectamente bien cuidar uno solo. Una vida de soledad es lo que mejor conocen estos animales.

Un dragón barbudo disfrutando de unas caricias

Lo único de los dragones barbudos es que pueden sentirse cómodos siendo mascotas a través de la socialización. Este reptil es tranquilo, curioso y gentil. La socialización a una edad temprana les enseña a tolerar a las mascotas, ¡y algunos incluso llegan a amar el tiempo uno a uno con sus dueños!

Todo depende de su socialización.

La mejor práctica en la comunidad de dragones barbudos es tener al menos unos minutos de tiempo individual con el lagarto todos los días. Al principio, es natural que los barbudos duden o tengan miedo. El objetivo de la socialización temprana es acostumbrar al animal a estar cerca del contacto humano.

Por supuesto, los dragones barbudos son únicos. Tienen personalidades y preferencias distintas, y su tolerancia a las caricias puede variar drásticamente de un lagarto a otro. La buena noticia es que la socialización temprana puede marcar la diferencia.

¿Un dragón barbudo alguna vez anhelará la atención física como un gato o un perro? Probablemente no. Pero muchos al menos lo toleran y aprenden a no estresarse con su contacto físico. En el mejor de los casos, les encantará y disfrutarán pasar tiempo contigo.

Sea cual sea el caso, es importante recordar que se trata de un animal complejo. Debe generar confianza, tomarse el tiempo para conocer a su lagarto y ser consciente de sus necesidades en cada situación. ¡El hecho de que a tu barbudo aparentemente le guste acariciar un minuto no significa que sea tan tolerante al siguiente!

Tu trabajo es leer a tu lagarto y acariciarlo solo cuando se sienta cómodo con tu toque.

Cómo saber si tu Beardie está dispuesto a ser mascota

La clave para generar confianza entre usted y su dragón barbudo es respetar sus límites. Estos animales no son como gatos o perros. No se doblegarán a tu voluntad ni intentarán apaciguarte de ninguna manera.

Si intenta acariciar a un dragón barbudo cuando no está de humor para tocarlo, puede provocar estrés innecesario y posibles mordeduras.

Entonces, ¿cómo sabes que tu barbudo está listo para el contacto humano-lagarto?

Hay muchas señales reveladoras, y comenzarás a captar esas señales sutiles cuanto mejor conozcas a tu lagarto.

Signos a buscar

Una de las señales más obvias de que a tu dragón barbudo le gusta que lo acaricien (al menos en ese momento) es una actitud generalmente relajada. Veremos las señales de que tu barbudo no quiere que lo acaricien un poco, pero puedes notar una marcada diferencia en la actitud que mostrará la tolerancia de tu lagarto al tacto.

Seguro te gustará esto  17 tipos de geckos: ¡nuestra especie de mascota favorita!

Un barbudo relajado estará quieto y tranquilo. No van a intentar huir de ti o escabullirse de debajo de tu mano cuando comiences a acariciarlo. En cambio, estarán quietos y aceptando.

También notarás que la boca de tu lagarto permanece cerrada. ¡Algunos incluso dicen que parece una sonrisa! Esa sonrisa acompaña a los ojos abiertos y dilatados. La respiración relajada y las vibraciones pacíficas en general siempre son buenas.

En muchos casos, puedes ver el entusiasmo de tu barbudo incluso antes de meter la mano en su recinto.

Las lagartijas que se sienten muy cómodas con el contacto humano a menudo se encuentran con los dueños en el cristal cuando se acercan. ¡Es un gesto cálido que demuestra que has establecido un gran vínculo con tu reptil!

Chica acariciando a un dragón barbudo

Una vez que alcance su mano en el hábitat, su dragón barbudo puede iniciar el acto de acariciarse. Es común que estos lagartos se froten contra los dedos de sus dueños cada vez que esperan y disfrutan de las mascotas.

Ver estos signos indica que tu dragón barbudo está bien con las caricias. Tómalos como tu luz verde para demostrar afecto.

Cómo saber si no quieren ser mascotas

Ahora, pasemos al lenguaje corporal negativo que dicta que tu barbudo no tolerará mascotas. Como antes, estos signos son fáciles de detectar una vez que comprendes el comportamiento de tu lagarto. ¡Muchos de estos indicadores emiten una vibra negativa general que puedes detectar a una milla de distancia!

Cualquier forma de comportamiento agresivo debería ser una gran bandera roja. Los dragones barbudos suelen ser criaturas dóciles. Pueden pelear con otros cuando sea necesario, pero esos casos tienden a ser raros.

La agresividad generalmente se destaca como un pulgar dolorido en comparación con los comportamientos generales de su lagarto. Cualquier cosa que haga tu dragón barbudo para parecer intimidante puede verse como agresiva.

Los indicadores más comunes son silbidos, hinchar su cuerpo y expandir esa icónica barba. Estos lagartos usan estos comportamientos en la naturaleza para protegerse de los posibles depredadores. Piense en ello como una señal de advertencia para usted y cualquier persona que quiera acercarse. El reptil te está diciendo que retrocedas, ¡y debes prestar atención a ese mensaje!

Otras señales de que tu dragón barbudo no quiere ser mascota incluyen cualquier comportamiento "escapista". Estamos hablando de huir de ti, tratar de escabullirte de debajo de tu mano, enterrarte o dirigirte a la caja de escondite más cercana para alejarte lo más posible.

También puede ver a su lagarto "navegando por el cristal". Ahí es cuando arrojan sus cuerpos sobre los lados de vidrio del recinto. Es un movimiento divertido del que muchos propietarios se ríen cuando lo ven. Sin embargo, podría tratarse de un intento de alejarse de usted y escapar del recinto.

Puedes ver estos comportamientos como un signo de estrés. Tu dragón barbudo no está dispuesto a tener mascotas en ese momento y preferiría estar solo. Una vez más, respeta ese límite y no lo fuerces. Intentar acariciar a tu lagarto cuando está estresado solo exacerbará el problema.

También pueden aparecer signos más sutiles. Por ejemplo, su dragón barbudo podría agitar los brazos, mantener la boca abierta, mover la cabeza o cerrar los ojos. Esos comportamientos parecen bastante inocentes, pero a menudo indican miedo o incomodidad.

Tome cerrar los ojos como un ejemplo. Muchos dueños asumen que su dragón barbudo está en paz cada vez que cierran los ojos durante una sesión de mascotas. ¡Pero en realidad, tu lagarto probablemente esté temeroso y preparándose para cualquier daño que crea que se avecina!

No lo tome como algo personal si observa alguno de estos comportamientos negativos. Como se mencionó anteriormente, todos los dragones barbudos son únicos y es posible que no les guste que los acaricien cuando lo deseen. Estos animales tienen sus días buenos y sus días malos.

Respeta esos límites y dale espacio a tu lagarto. Vuelva a intentarlo más tarde y preste atención al lenguaje corporal de su reptil.

La forma correcta de acariciar a tu dragón barbudo

Los dragones barbudos son criaturas delicadas. El manejo inadecuado puede causar daño y romper la confianza que tu lagarto tiene en ti.

Antes de acariciar a tu dragón barbudo, lávate las manos. Es aconsejable lavarse las manos antes y después de tocar a su dragón barbudo en cualquier capacidad. Puede transmitir fácilmente bacterias a su lagarto que causan enfermedades. Y por otro lado, pueden transportar salmonella y otras bacterias dañinas que se propagan a los humanos.

Seguro te gustará esto  Caimanes vs. Cocodrilos: 10 Diferencias Sorprendentes

Entre con las manos limpias para estar más seguro en todo momento.

A continuación, encuentre el momento adecuado. No es buena idea perturbar el sueño de tu barbudo. El descanso juega un papel vital en su salud, e interrumpir una siesta podría generar problemas más adelante. Además, ¡tu dragón barbudo probablemente estará de mal humor!

Consejo de experto: También es aconsejable evitar las caricias antes o después de alimentarlo. No querrás asociar las caricias con la hora de comer. Eso crearía una conexión peligrosa, lo que daría lugar a mordeduras accidentales.

Una vez que encuentres el momento adecuado, acércate a tu dragón barbudo desde el frente. Sea lento y metódico. Evita los movimientos grandes o rápidos que puedan asustar a la lagartija.

Nunca te acerques a un dragón barbudo por detrás. No importa qué tan bien socializado esté tu lagarto o qué tan cómodo se sienta con las caricias. Sorprender a estos reptiles solo causará estrés.

A medida que se acerque a su lagarto, tenga en cuenta los indicadores que analizamos anteriormente. Lea su lenguaje corporal y busque señales de que su reptil está listo para el contacto humano. Si ve algún signo negativo, retroceda y evite las caricias por ahora.

Asegúrate siempre de que tu barbudo esté en el estado de ánimo adecuado para las mascotas. Nunca lo fuerces. De lo contrario, quemarás ese puente de confianza que construiste.

Si todo está bien y despejado, puede mudarse para acariciarlo. La forma correcta de acariciar a un dragón barbudo es solo con uno o dos dedos. Usar toda la mano puede ser demasiado, por lo que debe reservarla para manipularla.

Pasa tus dos dedos desde la cabeza hasta la cola, aplicando una presión muy ligera. Manténgase alejado de usar demasiada fuerza que podría causar molestias. Pase continuamente los dedos desde la cabeza hasta la cola y creará un vínculo excelente con su barbudo.

Lugares donde los dragones barbudos disfrutan de ser mascotas

Generalmente, las mascotas de la cabeza a la cola son las mejores. Sin embargo, no es el único lugar donde puedes enfocar tu atención y tocar. Estos son algunos de los mejores lugares para enfocar sus caricias.

Como siempre, cada animal es diferente. Depende de ti prestar atención a cómo reacciona tu dragón barbudo. Cuanto más acaricies a tu reptil, más sabrás lo que le gusta y lo que no.

Cabeza

En su mayor parte, a los dragones barbudos les gusta acariciar la cabeza. Eso es algo grande en el reino animal. A muchos animales no les gusta que los humanos les toquen la cabeza porque es la parte más vulnerable del cuerpo.

Los dragones barbudos son una excepción única. Eso es, sin embargo, a menos que lo aborde incorrectamente.

Anteriormente, mencionamos que debes acercarte a tu lagarto desde el frente. ¡Eso se aplica especialmente a las mascotas de cabeza! Asegúrate de que tu barbudo sepa que vienes. De lo contrario, lo tomará por sorpresa y le causará un estrés innecesario.

Sea amable y no aplique demasiada fuerza. Nunca apriete la cabeza ni la empuje hacia abajo hasta el punto de mover la cabeza de su lagarto.

También es aconsejable evitar la boca. Acariciarle la boca probablemente terminará en un ligero mordisco. La mayoría de los barbudos prefieren que te mantengas alejado de allí.

Nariz

Las caricias suaves en la nariz suelen ser muy apreciadas. Puedes bajar hasta la nariz después de acariciar la cabeza.

Tenga mucho cuidado con el lugar donde toca su barba al hacer esto. ¡Moverte a la boca o golpear accidentalmente los ojos solo arruinará el momento!

Cola

A algunos dragones barbudos les gusta un ligero golpe de cola. Sin embargo, debes tener cuidado con la forma en que lo haces.

Agarrar la cola no es una buena decisión. En su lugar, comience desde la cabeza y acaricie todo el camino hasta la cola. Una vez allí, puedes masajearlo ligeramente con los dedos o darle unas suaves caricias.

Tenga en cuenta cómo reacciona su barbudo al hacer esto.

atrás

Si a tu dragón barbudo le gusta que lo acaricien en la cabeza y la cola, ¡es probable que también disfrute del contacto con la espalda!

Cuando los acaricies en la espalda, evita ir en dos direcciones. Las caricias de ida y vuelta pueden ser incómodas para estos reptiles. En su lugar, concéntrese en una dirección.

Como siempre, sé cuidadoso y no apliques demasiada presión.

Barriga

Es posible que tengas la oportunidad de acariciar la barriga de tu barbudo. Anda con cuidado si lo haces.

No fuerces a tu dragón barbudo sobre su espalda. No solo es incómodo, sino que dificulta la respiración de la lagartija. Si tiene una abertura para tocar la barriga, hágalo solo por unos segundos y preste atención a la reacción que obtiene.

Seguro te gustará esto  Más de 1000 buenos nombres de ranas (lindos, divertidos, femeninos y masculinos)

¿Cuántas caricias son demasiado?

Los entusiastas de los reptiles a menudo desarrollan fuertes lazos con sus dragones barbudos. Pero eso no significa que puedas acariciarlos constantemente. ¡Hay demasiado de algo bueno!

En general, los dragones barbudos toleran las mascotas y el manejo general durante una o dos horas al día. Cualquier cosa más que eso, y pueden llegar a resentir ese contacto humano.

Por lo general, no es una buena idea acariciar a la lagartija durante una hora seguida. En su lugar, divida las sesiones de caricias en momentos más pequeños.

Una buena práctica a seguir es acariciar a tu dragón barbudo durante 10 a 15 minutos. En ese momento, puedes ver dónde está tu lagarto y cómo se siente. Puedes continuar acariciándolo un poco más si continúa mostrando signos de calma y paz. Pero si empiezan a enfadarse un poco, es hora de que les des su espacio.

Cada lagarto reacciona de manera diferente al contacto humano, y su tolerancia puede disminuir cuanto más tiempo los acaricias. Siempre vigile cómo reacciona su lagarto. Deja de acariciarlos cada vez que comiencen a mostrar signos de incomodidad.

Construir un vínculo se trata de respetar las necesidades de tu lagarto.

Los pros y los contras de las caricias regulares

Mucha gente se pregunta si las caricias son una buena idea. Estas criaturas viven en soledad y rara vez interactúan con los humanos en la naturaleza. Entonces, aunque a los dragones barbudos les puede gustar ser mascotas, ¿deberías intentarlo en primer lugar?

Aquí están los pros y los contras a considerar.

Las ventajas de acariciar a tu barbudo

Pregúntele a cualquier propietario experimentado de dragones barbudos y le dirá que los aspectos positivos de acariciar a estos lagartos superan a los negativos. Este es el por qué:

Una oportunidad para vincularse

Vale la pena aprovechar cualquier oportunidad para formar un vínculo con su mascota. Las caricias son una forma fantástica de generar confianza. Unos pocos minutos al día dan para mucho.

Socialización

Acariciar a tu dragón barbudo es una forma fácil de socializar. Ese contacto humano hará que tu lagarto se sienta más cómodo con los demás. Puede resultar en menos estrés alrededor de los humanos y más disposición a ser tocado por otros.

Detectar problemas de salud

Cuando acaricias a tu dragón barbudo, harás un contacto cercano y observarás su cuerpo de cerca. No hay mejor momento para evaluar su salud. Puede detectar posibles problemas de salud antes, lo que le da suficiente tiempo para tomar medidas.

Mantenimiento de gabinetes más fácil

Las caricias regulares pueden marcar la diferencia cuando se trata del mantenimiento futuro del tanque. Una vez que tu barbudo se acostumbre a tu presencia, te resultará más fácil limpiar los desordenes, quitar la lagartija para una limpieza profunda y más.

Las desventajas de acariciar a tu barbudo

A pesar de lo bueno que viene con el contacto entre humanos y lagartos, existen algunos riesgos.

La propagación de la enfermedad

Los dragones barbudos pueden portar la bacteria salmonela. Se propagará a los humanos y puede causar enfermedades potencialmente mortales. Si planea acariciar a su dragón barbudo, debe practicar una buena higiene y lavarse las manos antes y después de tocarlo.

Problemas de desprendimiento

La muda es una parte normal de la vida de tu dragón barbudo. En la mayoría de los casos, se apagará sin problemas. Pero a veces, encontrarán problemas.

Si acaricias a tu lagarto con regularidad, corres el riesgo de interrumpir ese proceso. Lo mejor es darle tiempo a tu reptil para que se desprenda adecuadamente antes de acariciarlo.

Estrés

Finalmente, las caricias pueden causar estrés en ciertas situaciones. Si ignora las señales de advertencia, empeorará el estrés. En última instancia, eso puede conducir a problemas de salud y ansiedades con el toque humano.

¿Es incluso posible que sientan tu toque?

Los dragones barbudos pueden sentir tu toque. Tienen receptores sensoriales en sus cuerpos. A pesar de la piel más áspera, pueden sentir toda la presión que aplicas.

Por eso es esencial tener en cuenta cuánta fuerza usas cuando acaricias a tu dragón barbudo. ¡Pueden sentir dolor si aplicas demasiado! Sea siempre amable, y esa sensación es algo con lo que su querido barbudo se sentirá cómodo con el tiempo.

Conclusión

A los dragones barbudos les gusta que los acaricien, siempre y cuando hayan sido socializados y estén de buen humor. Mientras prestes atención al lenguaje corporal y al comportamiento de tu barbudo, ¡podrás disfrutar de divertidas sesiones de caricias!

Háganos saber si tiene preguntas sobre la información anterior. ¡Te ayudaremos lo mejor que podamos! Simplemente envíe un mensaje a través de nuestra página de contacto o comuníquese con nosotros en las redes sociales.

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos en nuestra web. Política de Cookies