Mourning Gecko 101: ¡Cuidado, tamaño, dieta, manejo y más!

¿Te ha resultado útil este post?

Los geckos de luto son una especie fascinante que es extremadamente única. ¡Además de eso, son un placer tenerlos y muy divertidos de ver!

Esta guía cubrirá todo lo que necesita saber sobre el cuidado de los gecos de duelo. Repasaremos su dieta, tamaño, proceso reproductivo, consejos de manejo y más.

Tabla de contenido

  1. Resumen de especies
  2. Apariencia y colores
  3. Tamaño promedio del gecko de luto
  4. Esperanza de vida
  5. Cuidado del gecko de luto
  6. Tamaño del recinto
  7. Configuración del hábitat
  8. Temperatura e iluminación
  9. Humedad
  10. Agua
  11. Alimentación y Dieta
  12. Posibles problemas de salud
  13. Comportamiento y temperamento
  14. manejándolos
  15. Pensamientos finales
Tabla de Contenido
  1. Resumen de especies
  2. Apariencia y colores
  3. Tamaño promedio del gecko de luto
  4. Esperanza de vida
  5. Cuidado del gecko de luto
  6. Tamaño del recinto
  7. Configuración del hábitat
  8. Temperatura e iluminación
  9. Humedad
  10. Agua
  11. Alimentación y Dieta
  12. Posibles problemas de salud
  13. Comportamiento y temperamento
  14. manejándolos
  15. Pensamientos finales

Resumen de especies

El gecko de luto (Lepidodactylus lugubris) es una especie de reptil fascinante con un rasgo definitorio único. Estos lagartos son partenogenéticos, lo que significa que las hembras se reproducen asexualmente sin machos. ¡Es un proceso emocionante que da como resultado diminutos clones!

Consejo de experto: Debido a que la reproducción solo requiere la puesta de huevos, la gran mayoría de los geckos de luto son hembras. Los machos existen, pero son raros y generalmente infértiles.

Esta especie es bastante frecuente en las zonas costeras que rodean los océanos Pacífico e Índico. Desde las Maldivas hasta las Islas Galápagos, los geckos de luto están muy extendidos. También son los favoritos en la comunidad de herpetología.

Gracias a su comportamiento pacífico, su inclinación por la reproducción rápida y su naturaleza tranquila, el cuidado de los geckos de duelo es bastante simple. Son una especie cautivadora que atiende tanto a los propietarios de reptiles novatos como a los experimentados.

Apariencia y colores

Al igual que muchas especies de la familia Gekkonidae, a los geckos de luto les gusta permanecer fuera de la vista en la naturaleza. Están crípticamente coloreados para mezclarse con su entorno.

Lepidodactylus lugubris de pie sobre una mesa blanca

La mayor parte del cuerpo es de color tostado oscuro a claro. Marcas de color marrón oscuro o negro adornan la espalda.

Otra cosa interesante de estos lagartos es que pueden modificar su color. Disparar hacia arriba o hacia abajo les permite adaptarse a su entorno. Como resultado, el mismo gecko puede parecer más claro o más oscuro en diferentes momentos del día.

Consejo de experto: Más allá de la coloración, los geckos de luto tienen todas las características distintivas que esperarías de los geckos. Eso incluye una cabeza triangular, una cola prominente y almohadillas adhesivas en los pies.

Tamaño promedio del gecko de luto

Estos reptiles se encuentran en el extremo más pequeño del espectro de tamaño. El tamaño promedio del gecko de luto suele ser de entre tres y cuatro pulgadas cuando está completamente desarrollado.

¡Al nacer, los juveniles miden apenas 1,5 pulgadas de largo!

Gracias a su pequeño tamaño, los geckos de luto son ideales para aquellos con espacio limitado. No necesitan un recinto muy grande para prosperar (más sobre eso más adelante).

Esperanza de vida

El promedio de vida del gecko de luto es de aproximadamente diez años. con el cuidado adecuado. Pueden vivir hasta 15 años, pero esos casos son pocos y distantes entre sí.

Seguro te gustará esto  Cuidado de Lacerta con joyas: todo lo que necesita saber

Por supuesto, no hay garantías cuando se trata de la vida útil. Muchos factores pueden contribuir a su longevidad. La calidad de la atención que brinda es una de las más grandes.

Proporcionar un hábitat prístino, una dieta rica en nutrientes y una buena crianza en general puede ayudar a su gecko de duelo a evitar enfermedades y una muerte prematura.

Cuidado del gecko de luto

El cuidado del gecko de luto es relativamente fácil en comparación con otras especies. Poco exigentes y adaptables, estos lagartos mascotas son bastante indulgentes y no requieren condiciones ambientales precisas para prosperar.

Dicho esto, este tipo de gecko tiene algunas necesidades distintas que cumplir y desafíos únicos que superar. Aquí hay algunas pautas de cuidados intensivos que debe seguir cuando cuide a un gecko de luto.

Tamaño del recinto

Lo primero que debe hacer es crear un recinto adecuado. Gracias a su pequeño tamaño, los geckos de luto pueden vivir felices en un terrario compacto de cinco galones.

Sin embargo, la mayoría de los entusiastas de la herpetología estarían de acuerdo en que lo mejor es un recinto de tamaño moderado. Criaturas sociales por naturaleza, los geckos de luto viven mejor en pequeños grupos de cinco o seis.

Para acomodar una comunidad de ese tamaño, necesitará un recinto que tenga al menos 12 pulgadas de largo, 12 pulgadas de ancho y aproximadamente 18 pulgadas de alto. Un tanque de acuario estándar servirá. Sin embargo, muchos entusiastas prefieren usar un terrario con puertas frontales y ranuras de ventilación ajustables.

Consejo de experto: Independientemente de lo que use, asegúrese de que el recinto esté seguro con una tapa o puerta que cierre bien. Los geckos de luto son notorios artistas del escape, por lo que debe asegurarse de que no haya forma de escabullirse.

Configuración del hábitat

Crear una configuración de hábitat que imite su entorno natural es una parte increíblemente importante del cuidado de los geckos de duelo. Un entorno exuberante con muchas superficies para escalar les proporcionará todo el enriquecimiento que necesitan para mantenerse felices.

Comience con una capa de un sustrato absorbente. La fibra de coco, el musgo de esfagno e incluso la tierra apta para reptiles funcionarán. La última opción es ideal si planea usar plantas vivas.

Un gecko de luto trepando dentro de su recinto

Agregue una gran cantidad de plantas vivas o artificiales alrededor del recinto. La vegetación proporciona cobertura mientras le da al gecko formas de escalar. Mezcle las cosas con arbustos frondosos, enredaderas y plantas de sombra estilo dosel.

Por último, instala varias ramas de corcho y plataformas trepadoras. Lo mejor es crear una red de múltiples caminos de escalada.

Temperatura e iluminación

Los geckos de luto prefieren temperaturas diurnas entre 70 y 80 grados Fahrenheit. Las temperaturas pueden bajar hasta los 65 grados por la noche, pero si desciende más que eso regularmente, deberá invertir en un emisor de calor para mantener cómodo a su gecko.

También es importante crear un lugar para tomar el sol un poco más cálido. Los geckos de luto se termorregulan moviéndose a diferentes áreas del recinto. Un gradiente de temperatura les permite encontrar la temperatura corporal adecuada.

Seguro te gustará esto  Pink-Tongued Skink 101: la guía de cuidado completa

En un lugar alto para escalar, use una lámpara para tomar el sol para elevar la temperatura a 85 grados. Es una buena idea invertir en un termómetro para asegurarse de que su gradiente sea estable y consistente.

Consejo de experto: El jurado aún está deliberando sobre si la luz ultravioleta es necesaria o no. Algunos piensan que es imprescindible, mientras que otros no. Contrariamente a la creencia popular, los geckos de luto son catemerales y no del todo nocturnos.

Por esta razón, muchos optan por instalar una luz ultravioleta en un temporizador para estar seguros.

Humedad

Proporcionar un alto nivel de humedad es una parte esencial del cuidado del gecko de luto. Esta especie necesita al menos un 50 por ciento de humedad en todo momento para evitar complicaciones. Para obtener los mejores resultados, apunte al 60 o 70 por ciento.

Siempre es una buena idea invertir en un higrómetro. Para mantener los niveles de humedad relativa, rocíe el recinto diariamente o instale un rociador automático.

Agua

Los geckos de luto rara vez beben agua estancada. La mayoría se mantiene hidratada lamiendo las gotas de las hojas de las plantas.

Sin embargo, proporcionar un pequeño plato de agua sigue siendo primordial. La lagartija puede usar el recipiente para refrescarse o remojarse.

Use un plato poco profundo que sea lo suficientemente grande para que su mascota se meta dentro. Controle el recipiente y reponga el suministro de agua con regularidad. No es raro que los geckos de luto defequen en el recipiente, por lo que tendrás que limpiarlo con frecuencia para evitar problemas de bacterias.

Alimentación y Dieta

En la naturaleza, los geckos de luto consumen una amplia variedad de alimentos. Son omnívoros naturales que requieren tanto comidas ricas en proteínas como alimentos de origen vegetal.

Lo mejor es una mezcla saludable de insectos y comida comercial para gecos. Para las proteínas, puede proporcionar grillos cabeza de alfiler, moscas de la fruta, gusanos Calci y cucarachas diminutas. Como siempre, asegúrese de destripar a los insectos para evitar enfermedades.

También es una buena idea espolvorearlos con suplementos en polvo de calcio y vitamina D3 algunas veces a la semana.

Para los alimentos a base de plantas, a muchos propietarios de geckos de luto les gusta alimentarlos con alimentos comerciales a base de néctar o puré de frutas.

Consejo de experto: Una cosa importante para recordar cuando se trata del cuidado de los geckos de duelo es que estos reptiles necesitan comer la mayoría de los días de la semana. En general, el plan de dieta de referencia consiste en alimentos a base de plantas dos veces por semana y alimentos a base de proteínas tres veces por semana. Durante los dos días restantes, ayune a las lagartijas para una digestión saludable.

Posibles problemas de salud

Los geckos de luto corren el riesgo de sufrir todos los problemas de salud habituales que enfrentan los reptiles domésticos.

Las dolencias más comunes a tener en cuenta incluyen:

  • Infecciones respiratorias
  • Bacteriano infecciones
  • Problemas esqueléticos.

Las infecciones respiratorias son el resultado de malas condiciones ambientales. Los ajustes de temperatura inadecuados y los niveles de humedad incorrectos son los principales culpables. Las infecciones pueden conducir a la inflamación del tejido de la boca y la garganta, lo que finalmente provoca secreción y dolor.

Seguro te gustará esto  Tortuga de montaña birmana: cuidado, tamaño, dieta, esperanza de vida...

Los problemas bacterianos pueden causar estragos en la salud de su lagarto. Puede entrar en cortes o rasguños, causar enfermedades y más.

Para evitar problemas de bacterias, limpie el recinto con regularidad. Detecte los líos limpios a medida que ocurren. Luego, realice una limpieza profunda cada cuatro semanas más o menos. Durante esas intensas sesiones de limpieza, debe sacar todos los artículos y aplicar desinfectantes seguros para reptiles para mantener a raya a las bacterias.

Por último, hay problemas esqueléticos. Condiciones como la enfermedad ósea metabólica ocurren cuando los reptiles no obtienen suficiente calcio en su sistema. Los huesos se vuelven frágiles y propensos a romperse.

Implementa suplementos de calcio en la dieta de tu gecko para mantener sus huesos sanos y fuertes.

Comportamiento y temperamento

En su mayor parte, los geckos de luto son bastante pacíficos. Son criaturas amistosas y les va mejor en grandes grupos sociales. Algunos amantes de la herpetología incluso los albergan con otras especies de reptiles como las ranas venenosas.

Puedes seguir llorando a los geckos por su cuenta. Sin embargo, las lagartijas solitarias tienden a permanecer tímidas y pasan la mayor parte del tiempo escondidas.

Para disfrutar verdaderamente de la personalidad del gecko de luto, es mejor mantenerlos en pequeñas comunidades. Cuando se mantienen con otros, estos lagartos se vuelven vocales y juguetones. Es posible que los escuche hacer chirridos y crujidos mientras se comunican.

Como se mencionó anteriormente, los geckos de luto son catemerales. Tienen patrones irregulares de comportamiento a lo largo del día. Sin embargo, la mayoría tiende a estar activa durante la noche.

Consejo de experto: Debido a que la mayoría de los geckos son hembras, los comportamientos territoriales no son un problema. Son típicas las peleas internas y las agresiones ocasionales. Sin embargo, el combate rara vez resulta en lesiones graves.

Una cosa a la que tendrás que prestar atención es a la puesta de huevos. Los geckos de luto alcanzan la madurez sexual alrededor de los ocho meses de edad. En ese momento, comenzarán a poner alrededor de dos huevos cada cuatro a seis semanas.

Los machos no forman parte del proceso reproductivo, por lo que los geckos juveniles pueden emerger de los huevos en tan solo dos meses.

manejándolos

A pesar de tener el tamaño perfecto para caber en la palma de la mano, a los geckos de luto no les va bien con el manejo físico. Tolerarán un toque breve mientras los mueve de un recinto a otro durante las sesiones de limpieza. Pero el manejo prolongado no es una buena idea.

Estos lagartos son rápidos y muy astutos. Siempre están buscando una oportunidad para escapar. Debido a que son tan pequeños, es fácil perder el agarre cuando intentan saltar de tu mano.

Lo mejor es minimizar la manipulación tanto como sea posible y solo disfrutar de estos lagartos a través de la observación.

Pensamientos finales

Siempre que comprenda las necesidades básicas de estos reptiles, el cuidado del gecko de duelo es bastante simple. Esa es solo una de las razones por las que estos lagartos son uno de nuestros favoritos y los recomendamos todo el tiempo.

Háganos saber si tiene alguna pregunta sobre esta especie. Siempre estamos felices de ayudar.

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos en nuestra web. Política de Cookies