Gecko doméstico mediterráneo: cuidado, esperanza de vida, dieta y tamaño

¿Te ha resultado útil este post?

Los geckos domésticos mediterráneos son lagartos adorables y amigables que muchos entusiastas de los reptiles eligen tener como mascotas. ¡Pero curiosamente, su origen hace que esto sea un punto de confusión entre otras personas!

Esta guía cubrirá todo lo que necesita saber sobre el cuidado de los gecos domésticos del Mediterráneo. ¡Vamos a entrar en su configuración de hábitat, vida útil, tamaño, dieta y más!

Tabla de contenido

  1. Resumen de especies
  2. Apariencia y colores
  3. ¿Puedes tenerlos como mascotas?
  4. Esperanza de vida
  5. Tamaño promedio
  6. Casa Mediterránea Gecko Cuidado
  7. Tamaño del recinto
  8. Qué poner en su hábitat
  9. Temperatura e iluminación
  10. Humedad
  11. Agua
  12. Mediterránea House Gecko Comida y dieta
  13. Posibles problemas de salud
  14. Comportamiento y temperamento
  15. manejándolos
  16. Conclusión
Tabla de Contenido
  1. Resumen de especies
  2. Apariencia y colores
  3. ¿Puedes tenerlos como mascotas?
  4. Esperanza de vida
  5. Tamaño promedio
  6. Casa Mediterránea Gecko Cuidado
  7. Tamaño del recinto
  8. Qué poner en su hábitat
  9. Temperatura e iluminación
  10. Humedad
  11. Agua
  12. Mediterránea House Gecko Comida y dieta
  13. Posibles problemas de salud
  14. Comportamiento y temperamento
  15. manejándolos
  16. Conclusión

Resumen de especies

El gecko casero mediterráneo (Hemidactylus turcicus) es un reptil único que se abrió paso en el comercio de mascotas por medios muy poco convencionales. Este lagarto es originario de la zona mediterránea. Son más frecuentes en países como Chipre, Turquía y España.

Como su nombre lo indica, el reptil se ve comúnmente en los hogares. Les gusta esconderse en rincones oscuros de la casa o en hábitats naturales con muchos escondites.

Estos geckos están tan extendidos que la mayoría de la gente no piensa mucho en ellos. De hecho, se considera tabú hacerles daño debido a su naturaleza amable. No solo eso, sino que muchos creen que las lagartijas son beneficiosas en los hogares porque controlan las poblaciones de insectos.

Un juguetón gecko mediterráneo trepando sobre una hoja

En 1915, los geckos domésticos mediterráneos aparecieron en Florida. Probablemente fueron traídos a los Estados Unidos como mascotas antes de que los humanos los dejaran ir a la naturaleza. Alternativamente, podrían haber escapado y continuar sobreviviendo en el ambiente cálido y húmedo.

De cualquier manera, no pasó mucho tiempo para que los números florecieran en Florida y los estados cercanos. Ahora, se consideran una especie invasora. Son comunes en Florida, Texas y áreas vecinas.

Muchos expertos atribuyen su difusión en los Estados Unidos a su adaptabilidad y resiliencia en general. Esos dos rasgos también hacen que estos lagartos sean excelentes mascotas. Son una excelente opción para los principiantes, pero su naturaleza dócil los convierte también en los favoritos entre los entusiastas experimentados.

Apariencia y colores

Gracias a su aspecto distintivo, los geckos domésticos mediterráneos son fáciles de distinguir de otros tipos de geckos. Si bien tienen muchas de las mismas características, como almohadillas adhesivas para los dedos de los pies y cuerpos cilíndricos, esta especie tiene un color llamativo.

La mayor parte del cuerpo es típicamente gris, marrón o tostado. Los matices rosados ​​y morados son bastante comunes. La piel está llena de baches y es posible que también vea manchas más oscuras para crear un patrón moteado. La cola presenta rayas en lugar de puntos, lo que resulta en una yuxtaposición única que es difícil pasar por alto.

El vientre suele ser blanco y translúcido. Si enciendes una luz sobre el lagarto, ¡puedes ver su corazón latiendo o algunos huevos en desarrollo!

La cabeza es ancha y presenta un hocico redondeado. Los ojos son grandes, sin párpados y tienen ranuras verticales visibles en lugar de pupilas redondas.

Como la mayoría de los geckos, el gecko doméstico mediterráneo tiene extremidades cortas y robustas. Una mano de dedos diestros y almohadillas adhesivas les facilita moverse por su entorno.

¿Puedes tenerlos como mascotas?

Los geckos domésticos mediterráneos son fantásticos lagartos como mascotas. Son bastante fáciles de cuidar y son sorprendentemente pacíficos.

Si vive en un área donde estos lagartos son comunes, siempre es una mejor idea comprarlos en un criador establecido o en una tienda de mascotas. Los lagartos criados en cautiverio suelen ser más saludables, tienen un menor riesgo de problemas genéticos y, por lo general, tendrán una vida útil más larga.

Seguro te gustará esto  Cuidado de la pitón bola leucística de ojos azules: la guía completa

Esperanza de vida

El promedio de vida del gecko doméstico mediterráneo es bastante amplio. En el extremo inferior, pueden vivir unos tres años cortos. Sin embargo, los geckos saludables con mucho cuidado son capaces de vivir hasta nueve años.

Consejo de experto: No hay garantías, y muchos factores contribuyen a la vida útil promedio. Uno de los más importantes es la calidad de la atención que brinda. Los geckos domésticos mediterráneos que viven en condiciones prístinas y reciben dietas nutritivas tienen muchas menos probabilidades de sucumbir a enfermedades y muerte prematura.

Tamaño promedio

Si no tienes mucho espacio para mascotas, estos reptiles pueden ser una excelente opción.

El tamaño de un gecko doméstico mediterráneo adulto es de solo cuatro a cinco pulgadas de largo. Los lagartos más grandes pueden superar las cinco pulgadas (apenas), pero nunca llegan a ser más grandes que eso.

Casa Mediterránea Gecko Cuidado

El gecko doméstico del Mediterráneo es lo suficientemente resistente como para establecer poblaciones invasoras en países a miles de millas de distancia de sus tierras nativas. ¡Sin duda es lo suficientemente resistente como para prosperar en cautiverio!

No importa si eres un aficionado a la herpetología experimentado o un nuevo propietario de reptiles. Mantener sanos a estos pequeños es pan comido. Aquí hay algunas pautas de cuidado del gecko doméstico mediterráneo para ayudarlo a comenzar con el pie derecho.

Tamaño del recinto

No necesitas un terrario enorme para tener un gecko doméstico mediterráneo. Un acuario de vidrio de 10 galones será suficiente. Si tiene crías frescas, puede usar un tanque de cinco galones.

Si desea proporcionar el hábitat óptimo, un terrario de 20 galones es una opción fantástica. Elija un modelo orientado verticalmente para permitir muchas oportunidades de escalar.

Consejo de experto: Para la configuración de varios lagartos, los recintos de 20 galones deben ser el mínimo indispensable. Un tanque de ese tamaño es adecuado para tres lagartos. Por cada gecko adicional, apunte a un aumento de tamaño de unos cinco galones.

Un acuario de vidrio estándar es la mejor opción para los geckos domésticos mediterráneos. Asegúrese de asegurar una tapa de malla metálica en la parte superior. ¡Estas lagartijas pueden y escaparán si se les da la oportunidad!

Qué poner en su hábitat

Hay un montón de margen de maniobra creativo al diseñar un hábitat para su gecko doméstico mediterráneo. Es importante recordar que estos reptiles están acostumbrados a vivir en casas, ¡así que se adaptan a casi todo!

Aunque configurar el hábitat es una de las partes más fáciles del cuidado de los geckos domésticos mediterráneos, aún debe tener en cuenta sus condiciones ideales. Lo mejor que puede hacer es crear una configuración natural que imite un entorno exuberante.

Para su sustrato, se recomienda utilizar toallas de papel. Estos lagartos son desordenados, y puedes tirar fácilmente el sustrato de papel para mayor comodidad. Las alfombras de reptiles también pueden funcionar, pero deberás limpiarlas con bastante frecuencia.

Consejo de experto: Si prefiere un aspecto más natural, el mantillo de ciprés sin aditivos, la corteza de orquídea o incluso la tierra orgánica funcionan bien. Siéntase libre de agregar un poco de musgo sphagnum o hojarasca si quiere hacer un esfuerzo adicional.

Encima del sustrato, agregue follaje, enredaderas y ramas. El objetivo aquí es crear muchas superficies de escalada para su gecko doméstico mediterráneo. Sea creativo y construya caminos únicos para que el lagarto los explore.

En cuanto a las plantas, el follaje denso siempre es bueno. Puedes usar plantas falsas o falsas. Este último es más fácil de cuidar, pero ambos son adecuados siempre que brinden cobertura.

Temperatura e iluminación

Los geckos domésticos mediterráneos prefieren ambientes cálidos y húmedos. Use bombillas incandescentes y almohadillas térmicas para crear temperaturas constantes de alrededor de 75 grados Fahrenheit durante el día.

Seguro te gustará esto  Green Tree Monitor 101 (también conocido como Emerald): la guía completa

Es importante recordar que estos geckos termorregulan para mantenerse saludables. Como resultado, deberá crear un gradiente de temperatura con una lámpara para tomar el sol. Coloque una lámpara para tomar el sol en un lado del acuario para elevar la temperatura a 90 grados.

El hábitat puede llegar a los 65 grados por la noche sin problemas. Estos lagartos prefieren un ambiente ligeramente más fresco después del anochecer. Sin embargo, no baje la temperatura por debajo de los 65 grados.

Consejo de experto: Esta especie es principalmente nocturna, por lo que no es necesaria una iluminación de espectro completo. Sin embargo, una luz UVB puede ser útil para mantener el ciclo diurno y nocturno.

Humedad

Mantener los niveles adecuados de humedad es una parte esencial del cuidado del gecko doméstico mediterráneo.

El nivel de humedad en su recinto debe estar entre 60 y 75 por ciento en todo momento. Es una buena idea invertir en un higrómetro que pueda monitorear durante todo el día.

La variación de los niveles de humedad puede generar muchos problemas, que abordaremos más adelante. Si necesita elevar la humedad en el aire, considere rociar el recinto diariamente. Las plantas y el sustrato deben retener el agua para mantener las cosas bochornosas.

Si el exceso de humedad es un problema, simplemente aumente la circulación de aire para alentar evaporación de la humedad.

Agua

La mayoría de los expertos en reptiles recomiendan mantener un pequeño recipiente con agua en el hábitat. Sin embargo, no se sorprenda si nunca ve a su gecko doméstico mediterráneo bebiendo de él. Estos lagartos prefieren beber de las gotas de agua que se forman en las plantas y otras superficies (que es otra razón por la cual es importante rociar el recinto).

Aún así, incluya un recipiente que sea lo suficientemente grande para que entre el gecko. Es posible que los vea remojarse de vez en cuando. Controle la calidad del agua y reemplácela con frecuencia.

Mediterránea House Gecko Comida y dieta

Los geckos domésticos mediterráneos son verdaderos insectívoros. Su dieta consiste completamente en insectos y, por lo general, ni siquiera tocan los alimentos de origen vegetal.

En la naturaleza, comen de todo, desde polillas hasta cucarachas. Puede mezclar las cosas rotando entre cucarachas, gusanos y grillos en cautiverio. Los gusanos de la harina y otros alimentos populares para reptiles a base de insectos también funcionan.

Cuando proporcione insectos vivos, asegúrese de destriparlos primero. Por lo general, puede encontrar insectos cargados de tripas en las tiendas de mascotas locales. Además, nunca ofrezca insectos que sean más grandes que el tamaño de la cabeza del gecko.

Consejo de experto: Deberá alimentar a los geckos domésticos mediterráneos de tres a cuatro veces por semana. Para cada toma bastarán unos cuatro o cinco insectos.

Cada dos comidas, espolvorea a los insectos con un suplemento vitamínico en polvo. Debe ser un multivitamínico que contenga calcio para cubrir todas sus necesidades nutricionales.

Posibles problemas de salud

Los geckos domésticos mediterráneos son relativamente resistentes. ¡No serían una especie tan invasora si no lo fueran! El reptil no tiene problemas para mantenerse saludable con una atención de alta calidad.

Un gecko de la casa mediterránea en una roca

Sin embargo, no son indestructibles. Estos lagartos pueden experimentar todas las dolencias habituales.

Algunos de los problemas de salud más comunes están directamente relacionados con las malas condiciones de vida. Por ejemplo, las infecciones respiratorias son producto de niveles inadecuados de temperatura y humedad.

Cuando un gecko doméstico mediterráneo sufre de estas infecciones, es posible que note dificultad para respirar o secreción. El tejido de la boca y las fosas nasales se inflaman, lo que parece un sangrado.

Lleva a tu lagarto a un veterinario especializado en animales exóticos si crees que se trata de una infección. Son bastante fáciles de tratar con los antibióticos adecuados.

Para evitar que ocurran, manténgase al tanto de las condiciones del tanque. Mantenga un higrómetro y un termómetro en el tanque para que pueda asegurarse de que las condiciones estén en el rango adecuado. La estabilidad es clave a la hora de cuidar a cualquier reptil, así que evita grandes fluctuaciones.

Seguro te gustará esto  Cuidado de la tortuga africana de cuello lateral: lo que necesita saber

Las infecciones de la piel y los problemas de hongos también son comunes. En la mayoría de los casos, provienen de condiciones de vida insalubres.

Revise el entorno con frecuencia y recoja los excrementos. Los excrementos del gecko doméstico mediterráneo son largos, de color marrón claro y generalmente tienen puntas blancas. Si la caca se ve líquida o desmenuzada, eso podría indicar un problema de salud.

Detecte los líos limpios diariamente. Aproximadamente una vez al mes, realice una desinfección completa. Retire su gecko temporalmente y limpie todas las superficies. Puede usar un desinfectante seguro para reptiles o una mezcla de agua y lejía al 10 por ciento para mantener las bacterias bajo control.

Finalmente, existe la posibilidad de impactación. La impactación intestinal es un problema común entre los geckos que viven en un sustrato que es demasiado fácil de consumir. Su gecko seguramente comerá un poco de tierra mientras cazan su comida.

Pero si comen demasiado sustrato o consumen una pieza grande, puede causar una impactación intestinal. Una vez más, haga un viaje al veterinario para recibir tratamiento. La mejor manera de evitar la compactación es usar un sustrato que no esté suelto, como toallas de papel.

Comportamiento y temperamento

Esta linda lagartija es un placer tenerla. Son gentiles y rara vez muestran signos de agresión. La mayoría están relajados, explorando el hábitat que creas y aferrándose a las paredes de vidrio del recinto.

Consejo de experto: No se alarme si no ve muchas de estas lagartijas durante el día. Los geckos domésticos mediterráneos son principalmente nocturnos. Cuando sale el sol y las luces están encendidas, pasan la mayor parte del tiempo escondidos. Salen durante el anochecer y muestran la mayor actividad alrededor de las 2:00 a.m.

Es posible mantener más de un gecko en el mismo ambiente. Sin embargo, debe planificar el grupo en consecuencia, ya que los hombres entrenan.

Pueden volverse territoriales, emitiendo chirridos para protegerse de posibles invasores. Los machos suelen meterse en peleas. Cuando eso sucede, las lagartijas suelen dejar caer la cola.

¡No te preocupes! Vuelve a crecer. Pero es mejor evitar ese problema por completo manteniendo a los geckos libres de estrés.

Si desea mantener un grupo de lagartos juntos, tenga un macho y varias hembras. ¡De esa manera, puedes mantener la paz!

manejándolos

A los geckos domésticos mediterráneos no les importa manipularlos, pero primero debes ganarte su confianza.

Comience a manejarlos temprano en la vida, limitando las sesiones a solo unos minutos a la vez. Eventualmente, estos lagartos se acostumbrarán a ti y no tendrán problemas para pasar el rato en tu mano.

Pero incluso entonces, ¡ten cuidado! Estas pequeñas criaturas pueden moverse rápido, y las cosas pueden ir mal con bastante rapidez si se sienten incómodos en tus manos.

Nunca hagas movimientos bruscos y sé amable. Deje que la lagartija se sienta cómoda y siempre sostenga su cuerpo.

Al retirar el gecko del recinto, sujételo firmemente desde la parte superior y sostenga su parte inferior. Mejor aún, deja que el gecko doméstico del Mediterráneo se arrastre hasta tus manos por su propia voluntad. Nunca agarres su cola ni la aprietes demasiado fuerte.

Si su gecko doméstico mediterráneo muestra signos de incomodidad, vuelva a colocarlo suavemente en el recinto. De lo contrario, dejarán caer la cola o intentarán escapar.

Conclusión

El cuidado de los geckos domésticos mediterráneos es tan simple como parece. Es un placer tener estos reptiles y no deberían darte ningún problema (sin importar cuánta experiencia tengas).

Esperamos que esta guía le haya resultado útil y considere adquirir esta especie como mascota. Si tiene alguna pregunta que no hayamos abordado anteriormente, envíenosla y estaremos encantados de ayudarle.

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos en nuestra web. Política de Cookies